Últimos post

marqués del Mérito Tag

Un mercante parece surcar la marisma. Foto: José María Pérez de Ayala. Al viento y al Guadalquivir se le pueden adjudicar el haber convertido un trozo de Atlántico en un casi lago, el famoso Ligustinus, y posteriormente una marisma. Uno empujaba arena, y el otro aportaba sedimentos. El río ha sido durante siglos sobre todo más frontera que otra cosa para Doñana. Bien lo saben los guardas históricos, que tenían mayores problemas con los furtivos llegados a pie desde el lado de Huelva que con

Un toro de la raza mostrenca con un desparasitador en la cabeza. Foto: José María Pérez de Ayala. Antes de convertirse en parque nacional en 1969 Doñana era, además de cazadero de la high class, el lugar de trabajo para muchos de los habitantes del entorno, bastantes de los cuales vivían allí. Hoy día el trabajo dentro del antiguo coto de caza sólo está vinculado a tareas de conservación, de ecoturismo y científicas, y nadie reside dentro, ni siquiera en el palacio de Marismillas, sin

(Fotografía de José María Pérez de Ayala) Durante siglos, casi nada importante, al menos desde nuestra mentalidad siglo XXI, pasó en el cazadero llamado Doñana, donde personajes high class disfrutaban del ocio que les proporcionaba disparar a la fauna animal y recibir las atenciones de los ayudantes sanluqueños. Hay que esperar a que cambie el siglo en 1900 para anotar que los Medina Sidonia venden su finca. Se hace con ella la nobleza bodeguera de Jerez, y en concreto a Guillermo Garvey, la mayor fortuna