Últimos post

Actualidad

Foto: José María Pérez de Ayala Los próximos 50 años de Doñana son vistos de muy diferente forma por los expertos consultados, personas que han gestionado diversos aspectos vinculados a este Patrimonio de la Humanidad. Doñana mantiene vigentes sus numerosos reconocimientos, que son todos los posibles; y es foco de ciencia y debate a escala europea. Pero también existe la certeza de que el cambio climático alterará sus condiciones hasta, quizás, desfigurarla. Y que el entorno social y político seguirá creando tensiones. Cuarta y última

Foto: José María Pérez de Ayala 340 millones de euros para desarrollo sostenible. A principios de los años 90, tras la intensa polémica que finalmente acabó con el proyecto turístico Costa Doñana, la comarca se encontró con una cifra descomunal y una gran oportunidad. A finales de esa década, tras el vertido minero de Boliden Apirsa, apareció la segunda, el programa Doñana 2005, dotado con 130 millones. Hoy, con perspectiva, nadie se atreve a afirmar que fueran precisamente aprovechadas al máximo. Tercera entrega en la

Sanlúcar de Barrameda desde el mar. Foto: José María Pérez de Ayala. A mediados de los años 50, la compañía Chevrol Oil buscó petróleo dentro de Doñana. En 1974, el Gobierno anunció una central nuclear entre Matalascañas y Mazagón. Otros tiempos, pero en el entorno del primer espacio protegido en Andalucía siguen en 2019 las tensiones por el uso de ese territorio y sus recursos. En su 50 aniversario, en Doñana se sigue debatiendo a gritos sobre desarrollo y conservación. El conflicto con los agricultores

El oleaje rompe en la playa de Doñana. Foto: José María Pérez de Ayala. Este agosto se cumplen 50 años de la decisión del Consejo de Ministros que creaba el parque nacional de Doñana. Sería el 16 de octubre cuando el Boletín Oficial del Estado publicase formalmente la decisión, marcando sus primeros límites territoriales. Durante cuatro entradas, y esta es la primera, vamos a reflexionar, gracias a un grupo de expertos doñaneros, sobre diversas circunstancias. Son reportajes que he publicado en el diario El

Unos correlimos buscan su pesca en la zona inter mareal. Foto: José María Pérez de Ayala. La pesca nunca ha sido relevante dentro de Doñana, en sus marismas y lucios. El agua, que va y viene de ellos según la estación, no genera un ambiente propicio para acoger una fauna piscícola digna del esfuerzo de ser capturada. Y luego comida, que es la pragmática relación con el animal que durante siglos tuvo el hombre. Otra cosa son los caños que conectan con el vecino cauce

Félix Rodríguez de la Fuente es un joven, aún más joven que el 'padre' de Doñana, José Antonio Valverde, cuando se planta ante él en su casa de Valladolid para pedirle un favor en 1952. Félix estudia Medicina, dentista, pero su gran pasión es la cetrería, y necesita de un libro que explica cómo 'domar' aves que posee Valverde, y de su maña para capturar un halcón peregrino con el que practicar. Así empieza el trato de dos gigantes. Felisón, como le decía Tono Valverde,