abril 2019 – Doñana 50
Últimos post

abril 2019

(Fotografía: José María Pérez de Ayala) Doñana tiene mucho de mítica, literalmente. Y no me refiero a la Virgen del Rocío, que para la mayoría de los habitantes del entorno es real (sea eso lo que sea cuando se habla de advocaciones), y por tanto nada mitológica, palabra que suena harto pagana. Dejemos a la Virgen, ya hablaremos de sus fieles, los rocieros, en breve. Tartessos fue el primer imán para la mitología Un espacio como Doñana, hasta hace nada lleno de parajes sólo conocidos por unos pocos,

(Fotos José María Pérez de Ayala) Los linces son, hoy por hoy, los animales más asimilados a Doñana y los más populares. Lo cual tiene mérito con tantos tipos de animales en el espacio natural, en especial aves, más de centenar de especies. De algunos animales debemos hablar actualmente en pasado, como es el caso de los lobos. El último (la útima, era loba) de estos cánidos se cazó en 1951 en la Algaida, y lo hizo el guarda Chico. Al parecer llegó de otro

La creación del parque nacional de Doñana estaba lejos en 1957. Pero la expedición de extranjeros, la Doñana Expedition, que apareció por allí fue clave para que toda Europa terminara conociendo ese espacio y los peligros que sufría.

(En el centro, Javier Castroviejo, flanqueado por Jesús Vozmediano y el guarda Clarita) La entrevista a Pepe Boixo, guarda mayor de Doñana durante muchos años, se desarrolla en la casa de Juan Villa, el escritor de Almonte convertido sin duda en la gran referencia desde la literatura para entender la historia de este espacio y sus gentes. Pepe es de los que estuvo allí desde el principio, desde agosto de 1969, y antes. Algunas cosas que cuenta de entonces pueden, literalmente, espantar al lector de

(Por la izquierda, Antonio Chico, José Antonio Valverde, Mauricio González y Pedro Weickert. Fotografía: Banco de Imágenes del CSIC) Dos jóvenes de 29 y 26 años se conocieron un día de 1952 y ya nada sería igual para ninguno de los dos. Ni para Doñana. El mayor, Mauricio González Gordon; el joven, José Antonio Valverde. Uno terrateniente, alto, cosmopolita; otro aspirante a científico, bajito y tísico. Dos almas gemelas en lo que viene a cuento en nuestra historia: ellos no van a la naturaleza

Un site de Huelva Información